¿Los emprendedores nacen o se hacen?

La capacidad para emprender en efecto es una condición de nacimiento.